La ciudad de Reikiavik ya no compraría productos fabricados en Israel. El Ayuntamiento votó ayer a favor de que la ciudad no compre ningún bien fabricado en Israel, siempre y cuando la ocupación israelí de los territorios palestinos no termine.

La moción fue presentada por Björk Vilhelmsdóttir, concejal de la Alianza Social Demócrata. Björk se retira de la política y proponer esta moción fue su último acto importante en el consejo de la ciudad. De acuerdo a Reikiavik la ciudad de boicoteará los productos israelíes “mientras continúe la ocupación de los territorios palestinos”.

Los miembros del consejo dijeron que se trata de un acto simbólico para demostrar el apoyo de la capital de Islandia hacia un estado palestino y de condena a la “política de apartheid” de Israel.

Sóley Tomasdottir de Left Green Alliance, que forma parte de la coalición gobernante de la Municipalidad de Reikiavik, junto con los socialdemócratas, Bright Future y the Pirate Party, dijo a al Servicio Nacional de Radiodifusión de Islandia,  que el boicot ha creado presión a las autoridades de Israel para que ponga fin a la ocupación de los territorios palestinos. También argumentó que la ciudad podría boicotear los productos fabricados en otros estados que se dedican a las violaciones de los derechos humanos.

La decisión ha causado cierta controversia. Un abogado local, Einar Gautur Steingrímsson afirma que esta decisión viola la constitución islandesa. La ciudad no tiene convenio de política exterior, le dijo al sitio de noticias local visir.is. “Esto es tan ilegal como negarse a hacer negocios con pelirrojos, y no hay ninguna diferencia si justifican su decisión con referencias a algunas supuestas acciones de los israelíes”, apuntó a la página web.

Fuente: Reykjavík City will boycott Israeli products

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org

Fuente: Icelandmag.visir.is/ / Traducción: Palestinalibre.org

Anuncios