En 2005, la sociedad civil palestina lanzó el movimiento BDS (Boicot Sanciones y Desinversión) para :

1) presionar a las empresas que aseguran el dinamismo económico de Israel aprovechando la ocupación, y

2) presionar al Estado israelí para que termine la ocupación, asegure la equidad entre ciudadanos judíos y palestinos en Israel[1] y reconozca el derecho al retorno de los refugiados palestinos.

La idea es que la ocupación tenga un costo político y económico para que Israel cambie sus políticas.

Según datos de las Naciones Unidas, la inversión extranjera en Israel bajó 46% entre 2013 y 2014, llegando a los niveles más bajos desde 2010.

En este sentido, el BDS es una manera pacífica y eficaz para combatir el apartheid y ejercer presión para que el gobierno israelí cumpla con el derecho internacional y termine su ilegal ocupación de territorios palestinos.

bds-

Gracias al boicot se logró terminar con el apartheid en Sudáfrica. De tal forma, cualquier ciudadano puede ayudar a terminar con este nuevo apartheid a través del no consumo de productos israelíes, y la no participación en actividades promovidas por el Estado israelí.

En el marco del movimiento internacional de boicot:

  • algunos países rompieron sus relaciones diplomáticas con Israel (Venezuela, Sudáfrica, Bolivia);
  • crece el boicot económico de multinacionales que lucran de la ocupación como Caterpillar, G4S, Elbit Systems, Cemex, Nesher, Sodastream, Veolia;
  • crece el movimiento de boicot cultural. Artistas e intelectuales como Roger Waters de Pink Floyd, Eduardo Galeano, Naomi Klein, Stephen Hawking, The Killers, Salif Keïta han rechazado invitaciones a Israel y militan activamente para el BDS;
  • aumenta el impacto del boicot académico con múltiples universidades a nivel internacional que rechazan tener relaciones con universidades estatales israelíes.

Vea aquí el resumen de las victorias del movimiento BDS en 2015.

 

¿Porqué boicotear a G4S?

12805742_1710007109210936_5332781644941490051_n

G4S es una compañía transnacional de seguridad privada (de origen dano-inglés) presente en  más de 120 países y con  más de 625.000 empleados a nivel mundial[2].

Su sucursal israelí, Hashmira, provee servicios y equipamiento:

  • en las prisiones de la ocupación israelí;
  • en los puntos de control militares (checkpoints) del muro de la vergüenza;
  • en colonias israelíes en territorios palestinos; y
  • a la policía civil israelí en Cisjordania ocupada.

Además, Hashmira se unió en 2010 al Global Compact de las Naciones Unidas, una plataforma de empresas que se comprometen a asumir responsabilidad social. En su carta de aplicación, la compañía explicaba que apoyaba los diez principios de de la plataforma, incluyendo la protección de los derechos humanos tal como los plantea el derecho internacional, y que no es cómplice de violaciones de derechos humanos. Lo que sigue nos hace dudar bastante de eso.

 

PRISIONES

bds-2Se ha probado que G4S está presente en cinco cárceles israelíes ubicadas en el territorio de Israel, dónde están solamente prisioneros palestinos: Megiddo, Damon y Kishon al Norte, The Russian Compound en Jerusalén y Ketziot al Sur, cerca de Gaza. También provee estos servicios en la cárcel de Ofer que está ubicada en territorios palestinos, cerca de Ramallah.

Desde 2007 G4S tiene un convenio con la Autoridad Israelí de Cárceles, bajo el cual provee a las cárceles mencionadas: sistemas de control y monitoreo computarizados, alarmas, torres de control, sistemas de videograbación y portales para la detección de objetos de metal.

En estas cárceles, los palestinos son considerados como prisioneros de alto riesgo para la seguridad nacional, porque a diferencia de los israelís, están bajo la ley militar israelí que prohíbe cualquier tipo de activismo público. Según la ley militar, la “incitación” recubre cualquier “intento, verbal o de otro tipo, de influenciar la opinión pública de una forma que pueda perturbar la paz pública o el orden público”[3] y tiene como pena  hasta 10 años de cárcel.

En consecuencia, los palestinos están clasificados como “prisioneros de alto riesgo” cuando se les culpa de cometer actos militantes, pero también cuando están asociados con un delito de carácter político, como participar en marchas pacificas o acciones de este tipo. Por lo tanto, los palestinos pueden ser arrestados y encarcelados prácticamente por cualquier forma de actividad pública, que esta represente o no una amenaza real para la seguridad del Estado israelí. Para Addameer, organización de defensa de los derechos humanos cuyo trabajo está enfocado en la cuestión carcelera, Israel arresta y encarcela a los palestinos para reprimir cualquier movimiento que tienda a la liberación de Palestina y a su autodeterminación[4].

G4S provee entonces servicios a cárceles que funcionan según una ley diferenciada para los palestinos y los israelís, lo que se constituye en una de las bases fundamentales del apartheid impuesto a los palestinos. Muchos palestinos están presos por motivos que nunca significarían cárcel para un israelí (como participar en una organización política) ya que la ley civil rige la sociedad israelí.

De los casi 7000 prisioneros palestinos, más de 750 están en detención administrativa, procedimiento prohibido por el derecho internacional, que implica el encarcelamiento sin notificación del crimen o la acusación, sin acceso a una defensa legal, y sin juicio.

Prohibido por el derecho internacional, el encarcelamiento de personas que todavía están en detención administrativa es común y corriente en Israel. En Israel, se puede encarcelar a una persona en detención administrativa hasta 6 meses y renovar el plazo de esta detención indefinidamente. Significa que hay prisioneros que están en la cárcel desde meses, años, sin que nunca se les haya notificado oficialmente el motivo de su arresto ni el motivo de su detención, por lo cual no tienen ni fecha de liberación ni fecha de juicio y no se pueden defender a nivel legal porque no hay ninguna base en la cual defenderse.

 

bds-3

La cárcel de Ofer, en territorios palestinos ocupados, Foto ActiveStills.

El derecho internacional prohíbe el traslado de prisioneros de un territorio ocupado a las cárceles del poder ocupante en su territorio[5]. Las cárceles de Ketziot, Damon, Kishon y Megido funcionan violando esta norma, y G4S cierra los ojos y les provee sistemas de control.

Numerosos casos de tortura han sido reportados en dichas cárceles por detenidos y por organizaciones internacionales[6] de derechos humanos. Reportan casos de aislamiento durante meses, exposición a luz eléctrica continua durante día y noche, exposición a sonidos de forma continua, amenazas de violaciones sexuales y violaciones sexuales, amenazas de arrestar y torturar a familiares, de demoler las casas de los prisioneros, etc.

Finalmente, la ley marcial israelí permite encarcelar a niños y considera a los niños como adultos a partir de 16 años.  Defense for Children Palestine reporta que anualmente más de 500 niños palestinos son encarcelados en prisiones equipadas por G4S. Reporta también que después de ser arrestados los niños palestinos son interrogados sin la presencia de un abogado o de un familiar, y que las interrogaciones, al no ser grabadas o filmadas, pueden ser la ocasión de violencias de varios tipos. Desde 2008, DCI Palestina ha registrado numerosos casos de maltrato y tortura de niños palestinos en Kishon. La organización indica que muchos niños han sido aislados en celdas pequeñas, sucias, y continuamente iluminadas hasta por 65 días.

 

CHECKPOINTS

bds-4

Foto EAPPI, P.Morgan: ver su ensayo fotográfico entero aquí.

Además de proveer servicios y equipamientos a cárceles donde se violan continuamente los derechos humanos de los palestinos, G4S también provee servicios y equipamientos a varios puntos de control militar en Cisjordania.

Los checkpoints en los cuales se ha probado que G4S proveyó equipos son: Qalandia (entre Jerusalén y Ramallah), 300 (entre Belén y Jerusalén), Irtah Erez (uno de los checkpoints de Gaza). G4S equipó estos checkpoints con escáneres corporales y sistema de escáner de maletas.

bds-5

Todos estos checkpoints hacen parte del Muro de Separación. La mayoría de la ruta de este está ubicada en territorios ocupados, por lo cual fue declarada ilegal por la Corte Internacional de Justicia en 2004. Además, Qalandia y el checkpoint 300 contribuyen a la anexión ilegal de Jerusalén impidiendo a los residentes palestinos de Cisjordania que entren a varias áreas ocupadas alrededor de Jerusalén y a Jerusalén Este.

Aproximadamente 23 000 personas cruzan estos checkpoints cada día. Para poder llegar al trabajo a tiempo muchos esperan desde las 3 o 4 a.m. Pasar estos checkpoints implica esperar largo tiempo en espacios reducidos y apretados, mostrar identificación y permiso para pasar, y ocasionalmente ser revisado físicamente y  humillado.

bds-6
Foto EAPPI, P.Morgan

 

EN COLONIAS ILEGALES

bds-7
La colonia ilegal de Ma’ale Adumim, Foto Inminds.

G4S también provee servicios de seguridad para tiendas y supermercados en colonias ilegales en territorios palestinos ocupados.

En 2002 se reveló que G4S tenía más de 100 guardias armados protegiendo la colonia de Kedumim. Poco después, gracias a las presiones ejercidas, G4S anunció que había dejado de trabajar en colonias. Sin embargo, publicaciones de la compañía[7] y hallazgos del grupo DanWatch demostraron que G4S sigue proveyendo servicios de guardianía en tiendas y supermercados en las colonias ilegales de Modiín, Illit, Ma’ale Adumim y Har Adar. G4S confirmó esto en una carta pública en 2010.

 

PROTEGIENDO A LA POLICIA CIVIL ISRAELÍ

Puesto que los palestinos viven bajo la ley militar y los colonos bajo la ley civil israelí, se creó una policía especialmente para los colonos. Fue creada en 1994 después de la masacre en la Tumba de los Patriarcas cuando un colono disparó y mató a 29 palestinos, hiriendo a 125 otros.

La policía civil israelí fue entonces creada en un intento, según la versión oficial, de mantener la legalidad en los territorios y le asignaron el rol de investigar los crímenes cometidos por ciudadanos israelíes, sobre todo colonos, en Cisjordania. La creación misma de esta policía normaliza la presencia masiva de colonos en Cisjordania (hoy en día más de 650 000) e institucionaliza el apartheid legal, con dos sistemas legales, policiales y judiciales: uno para colonos, otro para palestinos.

Según datos recogidos por la organización israelí Yesh Din, más de 80% de las investigaciones lanzadas en contra de colonos se dejan inconclusas “por falta de información”.

 

¿Qué hace G4S en Ecuador?

G4S se fundó en Ecuador “el 26 de abril de 1968, ingresando al mercado ecuatoriano con el nombre de Wackenhut del Ecuador”. Luego, la fusión de Wackenhut con Group 4 Falck dio paso a que Wackenhut Ecuador sea parte de G4S. La empresa ofrece en Ecuador servicios de seguridad con guardias, equipamientos de seguridad, otros servicios a empresas (limpieza, desratización, etc.) y servicios para el manejo de valores. Declara estar presente en 21 ciudades y emplear 6000 personas en Ecuador, lo que convierte G4S en la compañía de seguridad más grande del país.

A pesar de su complicidad en la violación del derecho internacional y de la humillación cotidiana de los palestinos G4S declara que su política ética “está al corazón de su responsabilidad social”.[8]

 

La campaña mundial de boicot a G4S

Desde varios años, movimientos de BDS han emprendido acciones globales para presionar a G4S y que la empresa deje sus actividades en Israel y en territorios ocupados.

unnamed

Hasta ahora G4S ha perdido contratos con:

  • La fundación Bill and Melinda Gates;
  • Amnesty Internacional Dinamarca;
  • la Unión Europea;
  • la Universidad de Oslo en Suecia;
  • la Universidad de Bergen en Noruega;
  • Columbia University en los EEUU;
  • Kings College London, y University College London y Essex en Inglaterra;
  • United Church of Christ;
  • United Methodist Church;

Ver la lista completa aquí.

Estas acciones lograron que en 2002 la empresa cancele contratos en Cisjordania, pero sigue operando en cárceles, chekpoints, colonias y en la sede de la policía civil en territorios ocupados.

En 2012, 13 prisioneros palestinos hicieron huelga de hambre, denunciando sus condiciones de encarcelamiento, y llamaron a un boicot mundial de G4S. En 2015, en otro llamado, explicaron:

Las corporaciones de seguridad que sirven el gobierno de la ocupación tienen una responsabilidad directa en los crímenes cometidos en contra del pueblo Palestino. El boicot y las denuncias legales de estas corporaciones son un medio de protección y de defensa del pueblo Palestino que vive bajo la ocupación, que enfrenta masacres y agresiones unas tras otras. En particular, ponemos énfasis en la importancia de boicotear la corporación de seguridad G4S, quien apoya la ocupación y estableció una relación muy cercana con esta.”

Ver su declaración completa aquí.

Recientemente nuestros compañeros de BDS Colombia lograron que G4S pierda su contrato con Crepes and Waffles después de un año de trabajo.

En Ecuador también rechazamos la complicidad en violaciones de derechos humanos. Por esto, te proponemos unirte a la campaña “Boicot G4s” en Ecuador.

¿Cómo unirte a Boicot G4S?

Cuando veas el símbolo de G4S en la fachada de una institución o una casa, mándanos fotos del sticker y la dirección a nuestro Facebook o a ecuadorxpalestina@gmail.com.

A partir de estos datos, trabajaremos para identificar las empresas e instituciones con las cuales negociaremos en un primer momento. Y empezaremos un trabajo de lobby, en el cual tu apoyo será fundamental.

 

[1] 20% de la población de Israel (fronteras del 67) son palestinos.
[2] Ver página web de G4S Ecuador: http://www.g4s.ec/es-EC/
[3] Sección 7ª de la Orden respectiva a la Prohibición de Actividades de Incitación y de Propaganda hostil (orden militar número 101), 1967
[4] Citado en “The case of G4S”, Who Profits, Marzo de 2011, p.8.
[5] La cuarta convención de Ginebra prohíbe la relocación de prisioneros desde un territorio ocupado hacia el país ocupante. El articulo 77 de la convención dice: “Las personas protegidas que sean acusadas de delitos o crímenes deberán ser arrestadas y detenidas en el país ocupado, y si se concluye a su culpabilidad, deberán ser sentenciadas en su territorio.”
[6] Ver por ejemplo el informe de las Naciones Unidas de 2013, que causó furor en instancias gubernamentales de Israel.
[7] En una carta pública la compañía aseguró “Sin embargo, seguimos brindando servicios a grandes clientes comerciales, por ejemplo, cadenas de supermercados, cuyas operaciones incluyen a Cisjordania”, citado en “The case of G4S”, WhoProfits, Marzo de 2011.
[8] Todas las informaciones y citas de esta sección provienen de la página web de G4S Ecuador: http://www.g4s.ec/es-EC/
Anuncios